Últimas Noticias y vídeos

Inicio » » 5 trucos caseros para blanquear tus zapatillas blancas

5 trucos caseros para blanquear tus zapatillas blancas

Publicidad

Cómo blanquear las zapatillas blancas con algunos trucos caseros

Para evitar que los químicos dañen los tejidos podemos optar por blanquear nuestras zapatilas con productos menos agresivos y con los que obtendremos el mismo resultado. Cómo blanquear las zapatillas blancas con algunos trucos caseros. Las zapatillas blancas o con suela blanca tienden a ponerse amarillentas conforme las vamos utilizando. Si bien es primordial lavarlas de forma continua, algunas veces el jabón de uso regular no es suficiente para quitarles el percudido que adquieren en el ambiente.

La aplicación de blanqueadores comerciales parece ser una opción para limpiarlas y dejarlas como nuevas. No obstante, estos productos no actúan del todo bien sobre los tejidos y, en ocasiones, no los desmancha sino que les da un tono más amarillo. Además, suelen contener químicos agresivos que pueden afectar la salud tras manipularlos. Por suerte, hay una serie de trucos caseros que nos permiten recuperar el tono más blanco sin exponer la salud o deteriorar el calzado. En esta ocasión queremos compartir 5 de ellos para que no dudes en ponerlos en práctica la próxima vez que laves tus zapatilas. ¡Toma nota!



1. Sal gruesa

Entre los múltiples usos de la sal en el hogar nos encontramos con que es una buena aliada para desmanchar las zapatillas de tela blancas. Sus propiedades remueven la suciedad adherida y realzan los tonos blancos cuando estos empiezan a opacarse.

Ingredientes
  • ½ taza de sal gruesa (160 g)
  • Jabón o detergente (el necesario)
  • 1 cepillo
¿Qué debes hacer?
  • Utiliza el cepillo seco para sacar el exceso de suciedad por dentro y por fuera de las zapatillas. En lo posible, extrae también las plantillas y límpialas con jabón.
  • Antes de enjuagar, frota sal gruesa en el interior y exterior del calzado, y déjalo actuar por una hora.
  • Pasado este tiempo, enjuágalas con agua fría y tu detergente de uso habitual.
  • Sécalas a la sombra.

2. Sal y leche

Para potenciar los efectos blanqueadores de la sal una buena solución es mezclarla con una buena cantidad de leche. La combinación de estos dos ingredientes permite remover el percudido mientras elimina las bacterias, hongos u otros microorganismos que se van acumulando en los zapatos.

Ingredientes
  • ½ taza de sal gruesa (160 g)
  • 1 litro de leche
  • ½ litro de agua
  • Jabón o detergente (el necesario)
¿Qué debes hacer?
  • Vierte la leche y el agua en un balde y añade la media taza de sal.
  • A continuación sumerge las zapatillas y déjalas en remojo durante 3 horas.
  • Para terminar, frótalas con un cepillo y enjuaga con agua y jabón.

3. Pasta de dientes

La pasta de dientes es una buena solución para limpiar las gomas blancas de la suela o aquellas zapatillas que están elaboradas con material de cuero.

Ingredientes
  • 1 cepillo de dientes
  • Pasta de dientes blanca (la necesaria)
  • 1 paño húmedo
¿Qué debes hacer?
  • Humedece el cepillo de dientes con un poco de agua, agrégale una buena cantidad de pasta dental y frótala sobre las áreas del zapato que quieres blanquear.
  • Poco a poco se irá formando una espuma en la que saldrá la suciedad.
  • Para terminar solo tienes que frotar con un paño húmedo.

4. Bicarbonato de sodio y vinagre blanco

Uno de los blanqueadores naturales por excelencia es la mezcla entre el bicarbonato de sodio y el vinagre blanco. Ambos ingredientes limpian las telas, incluyendo las que se utilizan para la elaboración de zapatos. Su uso tiene como ventaja las cualidades antibacterianas, que remueven las bacterias y hongos que causan malos olores en los pies.

Ingredientes
  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml)
  • ¼ de taza de bicarbonato de sodio (60 g)
  • 1 cepillo
¿Qué debes hacer?
  • Mezcla el bicarbonato de sodio con el vinagre blanco, espera a que baje la espuma que se forma y luego frota el producto sobre el calzado con la ayuda de un cepillo.
  • Déjalo actuar durante 30 minutos y enjuaga.

5. Amoníaco y jabón lavaplatos

El amoníaco es una sustancia muy utilizada en la industria de los productos para la limpieza del hogar. Sus propiedades eliminan las manchas y dejan los blancos mucho más brillantes. En esta solución proponemos mezclarlo con agua tibia y un poco de jabón lavaplatos para dejar las zapatillas blancas como si estuviesen recién compradas.

Ingredientes
  • 1 cucharadita de amoníaco (5 ml)
  • 1 cucharada de jabón lavaplatos (5 ml)
  • 2 litros de agua tibia
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (opcional) (5 g)
  • 1 cepillo
¿Qué debes hacer?
  • En primer lugar, utiliza un cepillo para remover el polvo y suciedad acumulada dentro y fuera del zapato.
  • A continuación, diluye una cucharadita de amoniaco en los dos litros de agua tibia y añade también el jabón lavaplatos.
  • Sumerge los zapatos durante una hora y enjuágalos.
  • Si notas que aún tienen manchas, frótalos con bicarbonato de sodio después del remojo.
  • Ten en cuenta cualquiera de estos blanqueadores caseros al momento de lavar tus zapatos blancos y déjalos en perfecto estado. 
  • Adicionalmente, tras secarlos, frótalos con un poco de almidón de maíz para que duren limpios más tiempo.

Fuente: fullactivao.com/index.php/2016/03/28/como-blanquear-las-zapatillas-blancas-con-algunos-trucos-caseros/

Publicado por: el dia jueves, 31 de marzo de 2016 a las 21:17:00

-->