Últimas Noticias y vídeos

Inicio » » Como hacer un asado "delicioso y saludable"

Como hacer un asado "delicioso y saludable"

Publicidad

Tips para un asado 'saludable'

El respeto a los principios básicos de la cocción de la carne reducen los riesgos de enfermedades, según tres expertos consultados con relación al informe de la OMS sobre la carne procesada, los embutidos y su relación con el cáncer. La opinión pública se vio sacudida el lunes último con la difusión de un estudio de la OMS que confirmaba que la carne procesada y los embutidos encierran riesgos cancerígenos para el ser humano. Esta advertencia está avalada con evidencia suficiente, según el documento. Si bien no es tan concluyente con relación a la carne roja en particular, refiere que existe riesgos aunque limitados con relación a los dos primeros grupos.




La noticia ganó espacios en todos los portales internacionales y en el cono sur el revuelo fue mucho mayor, puesto que puso en el foco del debate a una de las actividades gastronómicas por excelencia en el Paraguay y los países vecinos. Se trata de una cuestión que no solo se limita a la ingesta de carne a la parrilla, sino que también encierra un componente de relacionamiento humano y camaradería. En la perspectiva del Dr. Isaías Fretes, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Coloproctología y connotado profesional, la preparación del tradicional asado no encierra riesgo alguno, si se respeta un principio básico de su cocción cuando se utiliza la parrilla para el efecto y tiene que ver con el carbón.


“La cuestión fundamental es echar la carne a la parrilla cuando la brasa está bien encendida; ¿qué uno evita con eso?, que el carbono se impregne en la carne, y ¿qué es lo que ocurre generalmente?, (los paraguayos) no esperan a que el carbón se prenda completamente y ese carbono va al intestino grueso en forma de nitritos y eso sin duda es un factor cancerígeno”. Es ahí donde cobra la importancia del popular brasero para hacer el fuego a un costado de la parrilla y meter el carbón cuando el mismo esté lo suficientemente caliente para evitar la liberación del carbono. Según Fretes, hasta la elección de la carne no adquiere tanta importancia como la preparación del fuego previo a la cocción; "lo verdaderamente dañino no es la carne, sino el carbón", remarcó.


Otro aspecto a tener en cuenta tiene que ver con la guarnición que se acostumbra consumir para acompañar una carne asada; sostuvo que de un tiempo a esta parte hubo tal variación cultural que los alimentos con fibras han sido desplazados por carbohidratos como arroz y papas. "Vos pones una ensalada de arroz , una ensalada rusa y ensalada verde y vas a ver que la ensalada verde es la que va a sobrar; se ha perdido la costumbre de consumir frutas o verduras crudas, como la lechuga, que la tenemos en todo el año, o el mango, que termina siendo arrojado a la basura", dijo. En cuanto a las bebidas, el médico señaló que lo ideal es acompañar el asado con algún jugo natural en lugar de una gaseosa, que pasa por un proceso industrial. El consumo excesivo o crónico de carne y embutidos es uno de los factores de riesgo para el cáncer de colon, y solo en nuestro país un 73% de los casos detectados son avanzados a pesar de tratarse de un mal prevenible a través del tacto rectal, procedimiento aún tomado como un tabú, especialmente por los hombres.

"Nunca antes de tiempo"

El afamado asadero Don Benjamín Benítez, propietario de uno de los negocios más exitosos en lo que a asados se refiere, asegura que la clave está en la selección de la carne. Al mismo tiempo coincidió con el doctor Fretes sobre la aplicación del carbón. “Nunca ponemos carbón que no esté lo suficientemente prendido; tenemos un lugar aparte donde preparar el fuego, no lo tiramos antes de tiempo (bajo la parrilla) porque el humo es tóxico y la gente lo sabe”, remarcó. Según Benítez, su producto está lo suficientemente avalado en cuanto a calidad de la carne y cocción de la misma, tanto en el plano local como en el extranjero, destacando la receptividad de la degustación realizada en el Ecuador semanas atrás, donde al menos 500 personas tuvieron oportunidad de disfrutar el asado paraguayo de la parrilla a la mesa.

"Comprender el hallazgo"

En cuanto a la profundidad de lo que este informe implica, el sociólogo Camilo Caballero considera que esto puede contribuir a la cultura general -a lograr un cambio en los hábitos, ya sea de consumo o de cocción- más que dejar una imagen fatalista en torno al consumo de la carne asada. “Tal como explican los otros expertos, los riesgos de la mala cocción de la carne son evitables entendiendo químicamente el proceso de combustión y el proceso de cocinado de la carne. ¿Lo sabemos?, pues ahora hay que adquirir (estos hábitos) como cultura general”. “Es decir, si quemás mal tu carbón, tu carne será más cancerígena; si cuidas mejor la correcta combustión, la carne será menos cancerígena. Teniendo el conocimiento, uno puede hacer eso”, resaltó.

Al mismo tiempo recomendó no caer en el error de que el estudio ya ratifica una relación de que el consumo de carne procesada es igual al cáncer. Como en todo alimento, el consumo moderado no trae mayores inconvenientes, si se equilibra con un estilo de vida saludable. "Lo que uno debe hacer es casi una cuestión de sentido común y hay recomendaciones de las abuelas y sabidurías antiguas: no comer nada en exceso y llevar un estilo de vida saludable. ¿Necesitamos ahora que un estudio científico de la OMS nos recuerde eso?", preguntó.

Fuente: http://www.abc.com.py/especiales/fin-de-semana/tips-para-un-asado-seguro-1421146.html

Publicado por: el dia sábado, 31 de octubre de 2015 a las 20:43:00

-->