Últimas Noticias y vídeos

Inicio » » Familia paraguaya vive en la pobreza extrema

Familia paraguaya vive en la pobreza extrema

Publicidad

Una familia vive en extrema indigencia a pocos metros de la entrada a Ayolas

Juan Cabral (55) vive en la extrema pobreza en una precaria vivienda, junto a su concubina Paola Franco (33) y sus dos hijos. La casa se encuentra en el barrio Las Mercedes, a metros del pórtico de ingreso al distrito de Ayolas. Esta familia es apenas una de los cientos que fueron relocalizados como consecuencia de la construcción de la represa de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY).




El rancho no tiene techo. Parte de la casa está cubierta con una carpa que cumple con esa función y les sirve para resguardarse de alguna manera en horas de la noche. Tampoco tienen servicio de agua potable ni energía eléctrica. Contar con sanitarios es prácticamente impensable para ellos. El trabajador de la pesca lamentó la situación que está atravesando, ya que con las bajas temperaturas que se están registrando en los últimos días, los que más sufren las consecuencias son sus hijos gemelos. En el lugar también vive Ramona Cabral (57).


“Lo que necesitamos son chapas y tirantes para armar un techo, además nos falta colchones, ropas y abrigos, como también calzados para los niños”, indicó. Por otro lado, agregó que por el frío que hace en los últimos días ya casi no hay pescado para poder ganar algún dinero que les permita conseguir algún tipo de alimentos para su familia. Al ser consultado si recurrió a solicitar algún tipo de ayuda a la municipalidad, reconoció que no porque no saben dónde ni junto a quién ir. “Estamos muy mal y no sabemos a quién recurrir para pedir ayuda, que nos permita acceder a algún tipo de beneficio principalmente para mi familia y mi anciana tía que vive con nosotros”, expreso Juan Cabral.


Tampoco recurrió a la Entidad Binacional Yacyreta a pedir ayuda, ya que responsabilizó a la binacional de su situación, debido a que con la construcción de la hidroeléctrica fueron obligados a dejar sus viviendas para ser re localizados en el asentamiento de Atinguy donde el suelo no era apto para la agricultura y tampoco tenían facilidad para acceder la rio Paraná para poder pescar, por esta situación debió abandonar su hogar y buscar algún otro lugar para poder vivir. Con los pocos recursos que tenían construyo una casita junto al río, pero las continuas crecientes del Paraná terminaron por destruir lo poco que gozaban.

Fuente: http://www.abc.com.py/nacionales/vivir-en-extrema-indigencia-1384183.html

Publicado por: el dia domingo, 5 de julio de 2015 a las 20:46:00

-->