Últimas Noticias y vídeos

Inicio » » Así será el altar para el Papa en Paraguay (VÍDEO)

Así será el altar para el Papa en Paraguay (VÍDEO)

Publicidad

Obra de arte para el Papa

El trabajo artístico del retablo del altar para la misa central del Papa no tiene precedentes en ningún otro país. La obra del artista plástico Koki Ruiz une parte de la historia jesuítica con un bello simbolismo popular. Entre los actos públicos más importantes -si no el más importante- durante la visita del Santo Padre a nuestro país, sin dudas resalta la misa central en el predio de la Fuerza Aérea de Ñu Guasu. Y allí, uno de los principales atractivos -tanto para los locales como para la prensa y la audiencia que seguirá la misa desde cualquier rincón del mundo-, será el retablo del altar con una base de 40 metros de ancho y una altura de 17 metros. Una obra de arte creada y diseñada por el artista plástico de 57 años que, desde San Ignacio, Misiones, instaló una forma de cultura popular en Tañarandy.

Generosidad de la tierra

La idea de montar el retablo surgió este año en el Teatro El Molino, de Tañarandy, enfatizando la generosidad de la tierra que da frutos y alimentos para todos sus hijos. La bella obra artística fue adornada con espigas de maíz, coco natural, calabaza, semillas y todo tipo de productos del campo. Las piezas fueron hechas con al menos 200.000 cocos, 40.000 espigas de maíz y 1.000 calabazas. Igualmente, se agregaron 5.000 espigas de maíz más para completar la obra que montaron como fondo del escenario principal que tendrá el papa Francisco durante la misa.

Los trabajos unieron a toda la comunidad de Misiones, pero especial -y muy directamente- a la familia de Ruíz. Entre ellos, resaltan su hija Macarena Ruiz, junto a su compañera Ramonita Meza, quienes adornaron incansablemente los rostros de los santos San Francisco de Asís y San Ignacio de Loyola, que formarán parte del mismo. Los rostros de San Francisco y de San Ignacio de Loyola fueron adornados con semillas de distintas variedades de maíz, tales como el canario, tupí, morotî (locro), a más de porotos como el pytã’i, San Francisco y el kumanda yvyrya’i. También fueron utilizadas las semillas de arveja, girasol y soja. El armado se realizó en el Teatro El Molino, situado sobre la avenida Félix Bogado esquina Cerro Corá de San Ignacio, Misiones.

Ruiz afirmó que esta es la primera vez en la historia de la visita de un Papa que se prepara un retablo con productos de la tierra. “No tengo la certeza, pero al menos en América no hubo un trabajo artístico con frutos del campo”. De esta manera, el retablo de Ñu Guasu se convierte en un simbolismo que transmite ideas de participación, de alegría, entusiasmo, generosidad y el esfuerzo de los labriegos que trabajan la tierra para alimentar al hombre.


Emotivo Traslado

El traslado del retablo se concretó el 28 de junio pasado, a través de una caravana de al menos 230 kilómetros, desde las 9:00 de la mañana hasta pasadas las 3:00 de la tarde. Alegría, entusiasmo y mucha emoción marcaron el traslado, en un acto popular sin precedentes. Tras su llegada, su creador dijo que es “un homenaje del encuentro del Paraguay con el papa Francisco” y lo calificó como “el retablo de la esperanza, de la fe y la alegría”. Cuando el reloj marcaba las 15:45, uno de los camiones abrió sus puertas y aparecieron las imágenes de San Francisco de Asís y San Ignacio de Loyola, con una lluvia de aplausos.

Será el único en la gira

Todo indica que el retablo del altar para el Papa será una obra única durante la gira pastoral que también emprende el Pontífice en Ecuador y Bolivia. En las primeras celebraciones en Ecuador, observamos altares "limpios", sin más elementos que la cruz, el tabernáculo, el púlpito, entre otros. Para Bolivia, sin embargo, la oficina de prensa del Arzobispado de Santa Cruz informó que el altar -que será levantado en la Plaza de las Banderas, en la zona Cristo Redentor- será "austero" y tendrá un estilo misional y una dimensión de 150 metros cuadrados. También tendrá la cruz misional de 11 metros de altura.


Así se origino esta iniciativa

Todos los caminos del retablo nos conducen a Tañarandy. “Tañarandy”, “aña retä”o “tata rendy” son frases en guaraní que hablan de una “tierra del infierno”, ya que la zona era considerada de los herejes o de los demonios, en la época de las Reducciones Jesuíticas.

Aunque la versión tenga sus detractores, parte de la cultura popular cuenta que los aborígenes de ese lugar no se dejaron dominar por los españoles, quienes fundaron la primera Reducción Jesuítica del Paraguay, con el nombre de San Ignacio Guasú. Los guaraníes de Tañarandy se habrían resistido y permanecido en la selva donde conservaron su tradición. Esa rebeldía habría sido motivo de discriminación por más de tres siglos, hasta que el revisionismo histórico le dio la denominación de “Tierra de los irreductibles”, en vez de los herejes. 

Finalmente, el pueblo fue fundado el 29 de diciembre de 1609, por los padres jesuítas Marcial de Lorenzana y Francisco de San Martín, ayudados por el cacique Arapysandú. En la década del 90, el artista plástico Koki Ruíz inició la revalorización de las costumbres tradicionales de los estacioneros que recorrían casa por casa con sus ritos y cánticos lastimeros. Así comenzó el viernes santo en Tañarandy que es una mezcla de tradición y cultura, inspirada en la religiosidad popular.

Fuente: http://www.abc.com.py/nacionales/retablo-historico-y-con-simbolismos-1385007.html

Publicado por: el dia viernes, 10 de julio de 2015 a las 10:20:00

-->